tuzonaeco

Para tu información, aprendizaje y participación ecológica


1 comentario

La otra cara de la limpieza doméstica: remedios caseros anticontaminación

El termino “contaminación” es asociado en nuestra mente con el co2 que se desprende por los tubo de escape de los coches o con los grande montañas de residuos de los vertederos. Pero no hay que salir de casa para respirar la contaminación. Incluso algo tan propio de un hogar como es la limpieza esta manchado también por la contaminación.

Los productos de limpieza vician el aire de nuestros hogares pues contienen químicos que van a parar a nuestra sangre. Algunas de las sustancias que contienen pueden ser incluso agravantes de enfermedades como cáncer, alergias, y enfermedades respiratorias como el asma, según reflejan estudios realizados.

Además, estas sustancias químicas se mezclan con el agua que pasa por el desagüé hasta llegar a ríos y al mar, entrando así de nuevo en el ciclo biológico y en alimentos, pues aunque el agua pasa por las depuradoras, los agentes químicos no desaparecen totalmente.

Es posible por tanto cuidar el medio ambiente y en consecuencia, nuestra salud cambiando de hábitos de limpieza. Te proponemos así una serie de trucos para ello, que son naturales y eficaces:

1. Sustituye tus productos de limpieza por productos biodegradables que se evaporan en poco tiempo. Se pueden adquirir en tiendas especializadas o fabricarlos nosotros mismos. Ahorraras dinero y será mucho más saludable.

2. Usa el bicarbonato como producto estrella, pues es válido para:

–       Desatascar. Vierte por el desagüe un cuarto de taza de bicarbonato seguido de media taza de vinagre. Tápalo 15 minutos y deja luego correr agua caliente en abundancia.

–       Limpiar superficies con suciedad incrustada, sin que ralle el acero inoxidable.

–       Quitar manchas de grasa de las puertas del horno, para los azulejos o manchas de alfombras, dejándolo actuar entre 15 y 20 min.

3. Utiliza otro producto natural como el vinagre para:

–       Limpiar los suelos diluido en agua, pues e muy eficaz como desinfectante.

–       Lavar los platos. Obtienen  mas brillo y ahorras detergente.

–       Limpiar los muebles. Se puede quitar el polvo con un paño humedecido. Para limpiar más a fondo usa una mezcla de dos partes de aceite de oliva y una de vinagre

4. Sustituye el detergente por jabón en polvo, rallado o en escamas.

5. Utiliza el papel de periódico para:

–       Limpiar los cristales. Moja una hoja de papel de  periódico y utiliza otra para secar.

También sirve mezclar agua con dos cucharadas de alcohol de quemar. Otro limpiacristales muy efectivo es una mezcla de una taza de agua, una taza de alcohol de farmacia y una cucharada sopera de vinagre. Se mezcla todo ello en una botella provista de un difusor y tenemos un limpiacristales efectivo El zumo de limón o el concentrado de limón también se puede utilizar con una bayeta para limpiar los cristales.

6. Elabora tu propio ambientador con plantas aromáticas o esencias naturales mezcladas con agua, como cedro o clavo.

7. Utiliza plantas de interiores para reducir las toxinas de tu hogar, como las plantas Cinta (Cleome hassleriana) y la Hiedra Común (Hedera helix), que son ideales para absorber el formaldehído. También, la Boston fern (Nephrolepis exaltata) y la planta de caucho.

Ahora es tu turno para contribuir con a conservación del planeta, aunque sea desde tu propia casa, aplicando estos consejos que favorecerán también a tu salud y a tu bolsillo.